Bioconsciencia en la Enredadera

/ / Sin categoría

Buenos días, después del desarrollo de los tres talleres de Bioconsciencia® que tuvimos el placer de impartir en La Enredadera Vivencial, colegio libre, donde todo se decide en asamblea y no hay jerarquías, aquí van las conclusiones.

Comenzamos con una presentación por parte de Juan Cayuela, hombre humanista “como el solo” y diseñador de este maravilloso método que está cambiando la vida de tantas personas.

La charla presentación fue todo un éxito, no podía ser de otra forma, y le siguieron dos talleres de prácticas, donde tuvimos el placer de compartir con niños de entre tres y diez años, mas sus papas. En estos talleres pudimos sentir los efectos que la Bioconsciencia® nos aporta, los niños fueron los protagonistas activos, estando presentes en cada paso, en cada práctica, con comentarios como: “prefiero estar aquí que viendo tele”  poniendo de manifiesto cuestiones  como ¿Qué hago cuando me siento frustrada si un niño está haciendo que me sienta presionada?

Las respuestas las fueron obteniendo ellos mismos con dinámicas de fortalecimiento de nuestra autoestima. Ha sido muy bonito observar como la escucha activa de audios grabados por ellos mismos fueron cambiando sus modos de percibir la realidad, dándoles herramientas para gestionar sus emociones ante cada obstáculo que se les presentaba.

Muy lindo ver las caras de los papas cuando sus hijos les decían al oído lo que representan para ellos y viceversa, muy bonito ver a esos niños relajados y con caritas de felicidad mientras sus papis les susurraban al oído lo que los aman.

Trabajamos los dos primeros pilares de los cuatro que sustentan el método, El Poder de la Voz Humana y La Visualización consciente, haciendo ruedas de escucha donde cada padre, madre hijo, hija, abuelo o suegra se acercaba al oído del otro y le decía lo que lo amaba, lo que significaba para él y lo que le deseaba en la vida y a cada palabra susurrada le acompañaba una emoción sentida desde el corazón.

Pudimos conocer como la escucha de audios propios y la de nuestros seres queridos han cambiado situaciones familiares más allá de padres e hijos, pues algunas mamas experimentaron lo que sucede cuando le mandaron audios a sus madres o hermanas. Expresiones tales como: “Me sentí agradecida con la respuesta de mi hermana, después de que le dijera en un audio lo que sentía por ella, son cosas que ya sabemos y damos por hecho, pero al decirlas se nos reconforta el alma y el corazón” “Mi madre me contesto con lagrimas en los ojos el bien que le hizo escuchar mi audio, que se sentía afortunada con una hija como yo” o ” Después de mandar un audio a una persona con la que tenia un roce, me contesto dándome las gracias y desde entonces desapareció ese roce que había”

Una vez más, se amplia el cerco de personas que desean y consiguen que sus vidas cambien, una vez mas fuimos participes del milagro del amor. Gracias gracias y gracias.

Ana ortega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.