Practicar la Gratitud nos hace más felices

/ / Bioconsciencia básica, Bioconsciencia información, General, Neurociencia

La Gratitud es un concepto que ha sido manejado por la religión y la filosofía durante la historia de la humanidad. Ya las Religiones Abrahamicas la mencionan profusamente en sus respectivos libros y utilizan esta virtud de forma práctica, como en la Shema y en algunos salmos en el Judaismo o el Te Deum en el Cristianismo, que representa la oración de acción de gracias por antonomasia. Igualmente las religiones orientales también han trabajado el concepto de Gratitud. Ademas filósofos de muchas épocas han disertado sobre ella. Según Ciceron “la gratitud no es solo la más grande de las virtudes, sino la madre de todas las demás“.

Entendemos por Gratitud un estado, emoción o actitud de reconocimiento de un beneficio que ha sido o será recibido. El hecho de sentir Gratitud ya implica el reconocimiento de algo que hemos presenciado en nuestra vida que consideramos positivo para nosotros. Esto para mucha gente con sentimientos negativos supone ya un cambio de actitud importante sin que apenas se den cuenta de que están haciendo un cambio, que les aleja del sesgo cognitivo que les hace ver nada más que cosas negativas. Esto es debido a como funciona nuestra mente ya que como dice el psicólogo Rick Hanson, autor de “El cerebro de buda: la neurociencia de la felicidad, el amor y la sabiduría”: “La mente es como Velcro para las experiencias negativas y Teflón para las positivas”.

Pero no es hasta el final del siglo XX con el advenimiento de la Psicología Positiva que esta ciencia se interesa por la Gratitud. El impulso final a esta rama de la psicología le fue dado por Martin Seligman un profesor de la universidad de Pensilvania y director de la Asociación Americana de Psicología y cuyas aportaciones son tenidas en cuenta por el equipo de Bioconsciencia® y merecerán varios artículos aparte.

Entre los muchos estudios que hay respecto a la Gratitud desde el mundo de la Psicología Positiva podemos mencionar alguno de los realizados por Robert A. Emmons, psicólogo profesor en la universidad de Davis y autor de diversos libros centrados en el tema de la Gratitud. En concreto en un artículo titulado “Contando bendiciones frente a cargas:una investigación sobre a gratitud y el bienestar subjetivo en la vida diaria” se analizó el efecto de la Gratitud sobre una perspectiva fisiológica y psicológica. Se asignaron los participantes aleatóriamente a tres grupos, uno debía llevar un diario de agradecimiento a las cosas que pasaban en su vida, otro de cosas que les fastidiaran y un tercero de eventos neutros. Tras 10 semanas lo miembros del grupo de Gratitud sentían un 25% mejor que los otros grupos y reportaron menos problemas de salud. Estos investigadores han encontrado datos que enlazan la gratitud con mejoras del sistema inmunológico y la presión arterial.

En general hay árticulos y estudios sobre los beneficios de la Gratitud que indican que esta produce las siguientes mejoras:

1.- La gratitud nos hace felices.

2.- La gratitud reduce la ansiedad y la depresión.

3.- La gratitud es buena para nuestro cuerpo.

4.- Las personas agradecidas duermen mejor

5.- La gratitud nos hace más resilientes.

6.- La gratitud fortalece las relaciones.

7.- La gratitud promueve el perdón.

8.- La gratitud nos hace más generosos.

9.-  La gratitud es buena para los niños.

10.- La gratitud es buena para las escuelas y el trabajo.

La neurociencia también explica el poder de la Gratitud en nuestro cuerpo. Cuando generamos sentimientos de Gratitud en nuestros pensamientos, activamos el sistema de recompensa del cerebro, localizada en un área llamada Nucleo Accubens. Este sistema es responsable de las sensaciones de bienestar y placer en nuestro cuerpo. Cuando el cerebro identifica que algo bueno sucede, que existen cosas en nuestra vida que merecen reconocimiento y somos agradecidos se produce liberación de Dopamina, un importante neurotransmisor que aumenta la sensación de placer. Por eso, las personas que manifiestan Gratitud, viven en niveles elevados de emociones positivas, satisfacción con la vida, vitalidad y optimismo. La Gratitud debe ser construida por nuestro pensamiento. Por la vía neural, la Gratitud estimula las redes cerebrales para la liberación de otra hormona llamada Oxitocina, que estimula el afecto, trae tranquilidad, reduce la ansiedad, el miedo y la fobia. Ejercitar el sentimiento de la Gratitud, disuelve el miedo, la angustia y los sentimientos de rabia. Ayuda a controlar los estados mentales tóxicos e innecesarios. Nuestro cerebro no es capaz de sentir, al mismo tiempo, Gratitud y angustia.

¿Pero se puede trabajar la Gratitud? ¿Se puede pues vencer el sesgo negativo que la mente tiene de por si? ¿Podemos sentirnos mejor y ser más felices?¿Como podemos hacerlo?

En Bioconsciencia® estamos convencidos de que es sí se puede trabajar y de hecho es una de nuestra herramientas principales, por eso una de nuestras plantillas básicas para las audiciones es la de la Gratitud. La tenéis en este enlace para descarga:

Aquí tenéis el pdf de como prepararse para las audiciones y el pdf de la audición de Gratitud:

https://drive.google.com/open?id=0B4zNlCjXqIPnWnl6MUYzYk01dUk

https://drive.google.com/file/d/0B4zNlCjXqIPnb045MjFBdUMtYlE/view?usp=sharing

Y aquí el audio para el que no disponga de posibilidad de grabarlo.

https://drive.google.com/open?id=0B4zNlCjXqIPnVmJvNWE0d2JrVkE

Hay que practicar a diario las audiciones para poder conseguir sus efecto positivos, es la forma de cultivar los contenidos de las mismas y es una decisión personal.

En cualquier caso os recomendamos asistir a cualquier sesión presencial de Bioconsciencia® o trabajar con un facilitador certificado de Bicoconsciencia® para poder conocer el método en profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.